Préstamos a familiares, empresas familiares

Préstamos a familiares

Los préstamos a familiares pueden ser algo muy agradable. ¡Claro que es una prestación agradable si estos créditos los hacemos bien! Y en contraparte, algo muy, muy desagradable si desde el inicio no hacemos bien los planteamientos.

Para empezar hay que definir varias puntos con el que solicita el préstamo al negocio, a la familia o al dueño del patrimonio: ¿Será con intereses o sin intereses? ¿Será a cuenta de alguna retribución o dividendos esperados? ¿Será a fondo perdido como un gesto de apoyo familiar? ¿O será parte de un legado o una herencia pre establecida?

Estos puntos son muy importantes, ya que en la definición está el trato que se le dará a cada caso. Si tomamos el caso de que el préstamo es con intereses, también habrá que definir el plazo del pago que se está otorgando. Y como estamos entre familiares y todos somos “muy buenitos”, nadie piensa que en el adeudo pueda haber demoras ya que cualquier circunstancia se puede dar.

Seguramente nadie estará pensando en que el deudor se vuelva moroso por razones personales, que simplemente no quiera pagar porque es su estilo de manejar las deudas, que se sienta demasiado en confianza y “se le olvide que debe”, o que en el peor de los escenarios pueda ser una deuda impagable.

Como en esta sociedad pareciera que es moneda en curso castigar al cumplido y pedir perdón al incumplido, es necesario que se haga un convenio por escrito determinando el monto, plazo, condiciones; y en el que no está por demás establecer lo que se hará en caso de mora o impago.

Si las condiciones anteriores son razonables y el deudor los acepta ya no habrá motivo para que se quiera hacer el ofendido o el sentido cuando se le pida que cumpla con su compromiso. Al final de cuentas es una deuda contraída con el patrimonio familiar que afecta a todos, y en un futuro a la falta del padre, si éste es el que otorgó el préstamo, ya se imaginarán las escenas, chantajes emocionales, versiones, etc.

Por: Sergio Armendáriz

Continuar leyendo «Préstamos a familiares, empresas familiares»

Comparte:

El capital social en las Empresas Familiares

Al estudiar las empresas familiares se establece que una de las ventajas competitivas más importantes para este tipo de empresas se basa en como las familias dueñas, llevan a cabo su estrategia definida desde la perspectiva del logro de resultados y objetivos. Son diversos los recursos a los cuales este tipo de empresas tienen acceso, sin embargo, la clave resulta en tener la capacidad de alinearlos al modelo del negocio, para así, generar una ventaja competitiva y como consecuencia, crear valor.

Dentro de estos recursos, el capital social definido como un medio intangible, que permite a personas y grupos obtener beneficios por medio de las relaciones sociales basadas en la confianza, reciprocidad y cooperación el cual es desarrollado por los distintos miembros de la familia, tiene un papel fundamental en la estructura de las distintas estrategias y procesos dentro de una empresa.

Los Directores de Empresas Familiares que sean capaces de crear relaciones con su entorno mediante la búsqueda de nuevos clientes, alianzas con sus proveedores, la permanencia en organizaciones representativas y el desarrollo de actividades funcionales que ayuden a resolver problemas, adquieren información de gran valor estratégico que sirve para tomar decisiones e incrementar el prestigio de la empresa logrando legitimarla lo cual puede apoyar a la operación del negocio.

Este capital social difiere de otros tipos de capital como el financiero, físico o humano, y representa un capital que no está localizado en un lugar específico, sino que se encuentra inmerso en las relaciones entre los diferentes actores dentro de una red social. Sin embargo, este capital también requiere de cierto mantenimiento, tiene que ser regularmente renovado y reconfirmado para que siga siendo eficaz y contribuyendo como una estrategia de negocio para la empresa familiar.

El Centro de Empresas Familiares de UDEM promueve la relación social manifestada en los encuentros de los individuos con otros empresarios y miembros familiares lo que deriva en un intercambio de flujos de información y conocimiento para buscar la unión familiar y la continuidad de la empresa familiar.

Si estás interesado en conocer el evento más próximo, te invitamos a dar click en el Diplomado en Gestión y Dirección de empresas familaires que comenzará este 17 y 18 de mayo 2019:

DIPLOMADO: DIRECCIÓN DE EMPRESAS FAMILIARES

Dr. José Ángel Vázquez Villalpando

Director del Centro de Empresas Familiares

Universidad de Monterrey

jose.vazquezv@udem.edu

 

Comparte: