Aprende a definir el rumbo estratégico para tu empresa

Compartimos este interesante artículo escrito por Israel Moyeda

Para definir un acertado destino es importante conocer la ubicación real de donde está actualmente tu empresa.

La primer decisión que tomas antes de realizar un viaje es el destino al cual deseas ir y en base a ese destino haces los planes sobre cual será el medio de traslado, fechas del viaje, vestimenta, presupuesto, etc.

Al momento de dirigir una empresa debería ser algo similar, sin embargo nos hemos topado con muchas empresas operan el día a día sin un destino y sin una guía (objetivos, indicadores, metas) que le indiquen si van en el camino correcto.

Muchas de estas empresas incluso cambian de destino constantemente y no se dan cuenta por estar ocupados y centrados en “sacar la chamba”. Sin embargo, una empresa sin un destino claro tiende a nunca alcanzar objetivos, tener un sentido de estancamiento y desgastar su tiempo, dinero y esfuerzo.

Para poder definir el destino correcto y el horizonte estratégico que tiene tu empresa, nosotros recomendamos realizar una Planeación Estratégica, y antes de ello, recomendamos hacer un análisis exhaustivo que incluya al menos los siguientes 5 puntos:

Análisis FODA

Este análisis de Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas debe ser realizado de forma individual, a conciencia, por las personas clave de la empresa. Luego, de forma colaborativa, deberán realizar las matrices de evaluación de Factores Internos y de Evaluación de Factores Externos, las cuales determinan en nivel de atención que la empresa le está dando a estos factores.

Matriz de Perfil Competitivo

Se deben identificar los factores críticos de éxito para que una empresa como la tuya y la de tus principales competidores, tenga éxito en la industria a la que pertenecen.

Después, se enlistan factores como: estrategias comerciales, su solidez financiera, su estructura de trabajo, sus procesos, etc. Esto te permitirá conocer en cuales factores eres ganador y en cuales perdedor.

Lee también: El siguiente paso que debe dar tu startup

Análisis de la composición de su venta

Este análisis detallado nos indicará la contribución a la venta y a la utilidad de cada producto/servicio, de cada unidad de negocio, de cada cliente. Lo que nos permitirá definir metas de crecimiento solidas y enfocar las estrategias a lo que realmente le genera ganancias a la empresa.

Clima Organizacional

Se recomienda que se aplique al 100% y de forma anónima. Se les preguntan cosas como: claridad de objetivos, claridad de funciones, trabajo en equipo, satisfacción sobre su compensación, áreas de oportunidad de sus puestos, etc. Se puede incluso realizar vía online para que se optimice el tiempo.

Estado de Resultados de Negocio

La mayoría de las empresas tienen un Estado de Resultados manejado por el contador o despacho fiscal, sin embargo, existe una diferencia entre el Estado de Resultados Contable y el de Negocio.

El de Negocio indica ingresos reales (declarados o no declarados) y egresos del modelo de negocio (aun y cuando estos no se cubran actualmente, como es el caso de sueldos de familiares, rentas cuando eres dueño del inmueble, etc). Esta radiografía de las ganancias reales de la empresa nos permitirán conocer la salud financiera y definir escenarios sobre los cuales se trazarán metas de venta.

¿Conclusión?

Esta información es solo el primer paso antes de iniciar el proceso de planeación la cual te permitirá tener claridad tomar decisiones honestas y conscientes sobre la gestión que debe seguir tu empresa.

Esto se traducirá en decisiones sobre el nivel de ventas necesario, el presupuesto requerido, las inversiones prioritarias y lo indicadores de medición que servirán de guía para asegurar que vas por el camino correcto.

Comparte: